15-consejos-naturales-rosacea-herbera

La rosácea es una patología cutánea que se manifiesta en personas entre 30 y 40 años. Se caracteriza por el enrojecimiento de la cara,  ardor, congestión y por aparición de pústulas que han hecho en ocasiones confundir la rosácea con el acné.

Causas:

  • genéticas,
  • posible relación con prevalencia en el estómago de helicobacter pylori. Por ello la rosácea mejora tras el tratamiento con antibióticos como el metronidazol,
  • deficiencia de vitaminas del complejo B,
  • deficiencia de ácido clorhídrico en el estómago.

Las personas que padecen rosácea además de la sensación de picor y ardor continua, suelen presentar síntomas relacionados con los ojos, pequeños abultamientos en los párpados. Y a veces, se producen alteraciones en la córnea, aunque ningunos de estos síntomas oculares son peligrosos.

Consejos:

1. Hazte un diario alimenticio con los alimentos que comes cada día para ayudarte a identificar la causa de los brotes de rosácea. Ten en cuenta que el brote puede tardar hasta 24 horas en desencadenarse. Cuando tengas identificado un alimento sospechoso deja de tomarlo unos 3 meses…a ver qué pasa. Algunos desencadenantes alimenticios son –especias fuertes (pimientas y cayena), carne adobada, quesos fuertes, vinagre, comidas chinas, salsa soja, chocolates, trigo, azúcar y derivados lácteos.

2. Elimina las levaduras (elimina el pan de la dieta y otros dulces que se elaboran con levaduras, ya que el uso de antibióticos a largo plazo, disminuye la población bacteriana normal y aumenta el número de levaduras, así ayudaremos a recuperar la flora bacteriana autóctona de nuestro organismo).

3. Come verduras de hoja verde como las acelgas o espinacas, ya que tienen muchas vitaminas A y C, bioflavonoides y betacarotenos que aumentan la resistencias de los capilares sanguíneos.

4. La vitamina E y los ácidos grasos omega 3 y omega 6 que encontramos en las semillas de lino y en los aceites de pescado, contribuyen a la cicatrización y regeneración cutánea.

5. No uses cosméticos o productos de higiene corporal que contengan alcohol, menta, mentol, eucalipto, aceite de clavo, glicoles como el propilenglicol o butilenglicol, trietanolamina, ciertos corticoides o los alfahidroxiácidos a concentraciones superiores al 10% Según su concentración de uso, son a menudo muy irritantes y se convierten en un factor agravante de las manifestaciones cutáneas de la piel hipersensible.

6. Evita los peelings de tipo físico (scrub o gommage).

7. Prepara una infusión de manzanilla, déjala enfriar y cuando esté lista humedece una gasa y cubre tu cara con ella, verás como la congestión se alivia.

8. El té verde es otro aliado para calmar la rosácea. Prepara un emplasto con él (al igual que con la manzanilla) y aplícalo en la zona afectada. Puedes meter antes la infusión en la nevera para que el emplasto esté más fresquito. Sentirás aún más alivio.

9. No utilices jabones para la cara, en su lugar adquiere aguas micelares que limpian sin irritar la piel.

10. Usa cremas faciales hidratantes sin perfumes o aceites esenciales. Los aceites de jojoba, rosa mosqueta, caléndula y oliva por sus propiedades calmantes, emolientes y cicatrizantes son muy acertados en el tratamiento de rosácea.

11. Utiliza tónicos vegetales con extractos ricos en flavonoides para descongestionar la piel y reforzar los capilares sanguíneos de la cara.

12. Puedes probar a utilizar maquillajes naturales suaves con un poder cubriente adecuado para matificar la piel del rostro.

13. Practica yoga para reducir el stress.

14. No olvides ponerte tu protección solar y usa gorros, en verano además de protegerte del sol, te quedarán genial.

15. Cada persona es diferente, por ello consulta a tu médico para que te aconseje qué tratamiento es el más adecuado para tí.

Herbera. Cuando cambias tu forma de pensar, cambia tu vida.

Referencias:

Ed. Oceano. Enciclopedia de las medicinas alternativas. ISBN: 84-494-2442-9.

2 thoughts on “15 consejos naturales para tratar la rosácea

  1. Tengo rosácea desde los 30, ahora tengo 42 , no puedo decir que estoy curada, porque es una enfermedad crónica, pero si os puedo asegurar que nadie sospecha que la sufro. Lo primero que hice, cambio radical de hábitos alimenticios, tal y como bien habéis dicho, nada de café, chocolate, azúcar, lácteos y un sin fin de productos más, qué, sobretodo a nosotras, nos intoxica la sangre irremediablemente, con todos los químicos, pesticidas y hormonas que llevan. Imprescindible cosmética ecológica ( increíbles los de Herbera) y a nivel emocional, que es lo mas difícil, intentar estar en paz con una misma. Es importante ser perseverante, porque es un proceso de meses, incluso años, yo llevo 6 en el proceso y os puedo decir que visualmente se tarda algo mas, pero a nivel físico y anímico en dos meses eres otra persona, os lo prometo, hay salida. Otra cosa que os recomiendo, EA ir al dentista, las caries e infecciones bucales, se reflejan en nuestro rostro de manera brutal. Un beso a todas y ánimo.

    • Gracias por compartir tu experiencia Ángels!! Cada vez estamos más concienciados de que somos lo que comemos y lo que sentimos, así que trabajarnos nuestros hábitos alimenticios, cambiar los productos que consumimos no sólo en alimentación, sino también los que ponemos sobre nuestra piel y cambiar la forma en la que vivimos la vida, trabajando la aceptación, el agradecer, el disfrutar de nuestro momento presente y de los nuestros, contribuye a afrontar esas patologías que vamos encontrado en nosotras y nosotros. Es parte del trabajo que tenemos que hacer, algunas de esas enfermedades son señales para profundizar en algún aspecto de nuestra forma de tomarnos el día a día que hay que revisar. En esto estamos! Un beso Ángels!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *