conciencia ecológica

¿Cambiamos el mundo?

El cambio climático, la mala calidad del aire que respiramos, la contaminación de nuestros océanos, el descenso de los recursos….todas estas cosas asustan a cualquiera, todos estamos de acuerdo de que son problemas reales que afectan a nuestro planeta, a nuestra salud y a nuestro futuro. Sin embargo, la mayoría pensamos que no podemos hacer nada por evitarlo, que es cosa de las grandes potencias, las multinacionales y los gobiernos…¿es un autoengaño para no actuar de verdad a favor de nosotros mismos?

Desde Herbera pensamos que cada uno de nosotros cuenta, que todo suma o resta. Hay que actuar. Debemos ser conscientes de lo que nos rodea y ponernos manos a la obra. Desde votar consecuentemente, apoyar a organizaciones ecológicas y retirar nuestro apoyo a las marcas que consideremos nocivas para el mundo, hasta gestos cotidianos que hagan de nuestro entorno un lugar mejor donde vivir. Hoy en nuestro blog nos gustaría daros 4  consejos básicos para conseguir mejorar el mundo desde nuestro día a día.

1. Ahorra energía.

No malgastes la luz cuando no sea necesaria, aprovecha la luz natural, utiliza las escaleras, olvida el ascensor, cambia tus bombillas por otras de bajo consumo. Apaga completamente los aparatos eléctricos y cargadores cuando no los utilices. Prescinde de la secadora. En invierno, no abuses de la calefacción, abrígate en casa y en verano utiliza sistemas pasivos para refrigerarte, como aprovechar las corrientes, también puedes instalar ventiladores de techo, mejor que aire acondicionado. Usa el transporte público: Un autobús lleva tanta gente como diez coches completamente llenos, ocupa tres veces menos espacio en la carretera y emite la mitad de CO2 por kilómetro y pasajero. No uses el coche en pequeños trayectos en los que puedes ir caminando o en bicicleta. Sólo con estas medidas dejarías de emitir aproximadamente una tonelada de CO2 al año (de las 10 toneladas que emite un europeo de media).

2. Cuida lo que tiras por el inodoro, lavabos y duchas.

Según expertos, el 80% de la contaminación en los mares se debe al descuido de los seres humanos y empresas, y el 20% restante al de los navíos comerciales y cruceros ¿Pero qué podemos hacer nosotros para cambiar esta situación? No tirar al inodoro colillas de cigarro, tampones ni preservativos, ya que las fibras que tienen pueden afectar los filtros de limpieza. Utilizar pequeñas rejillas en los lavabos, duchas y lavaplatos, de esta manera evitamos que al lavar los restos de los alimentos se filtren al agua. Recicla el aceite de cocina o de cualquier tipo, no lo tires por ningún conducto. Verifica que los detergentes, jabones y limpiadores que utilizas no contengan fosfato, ni microplásticos, presentes en muchos productos de cosmética. No tires pinturas ni disolventes por el desagüe, debido a los químicos que contiene, así como tampoco los restos o filtros del café o té, ni las toallitas limpiadoras o de bebés.

De esta manera desde tu casa puedes ayudar a  no afectar el proceso de purificación del agua o directamente, a las especies marinas.

3. Reciclar, reciclar, reciclar.

¿Te has preguntado alguna vez para qué sirve reciclar? Hay una gran diferencia entre el CO2 que se genera con la obtención de materias primas extraídas de la naturaleza, es decir, desde cero, con respecto a esos mismos materiales obtenidos tras un proceso de reciclado. Lógico, ¿verdad? Hoy en día, casi todo se puede reciclar, casi todo se puede reutilizar. Envases, pilas, aceites, papel, móviles, ordenadores…Con la energía ahorrada por el material reciclado durante un año en España, se podría mantener una bombilla de 60w encendida durante más de 8,7 millones de años. ¡Merece la pena reciclar y usar productos reciclados!

4. Compras conscientes.

Alimentación , cosmética, ropa, decoración…en todo lo que compras, siempre puedes optar por la opción ecológica, la menos contaminante, la menos agresiva para ti y para el planeta, ¿Por qué no elegirla?

Para tu alimentación no podemos más que recomendarte que busques la colmena que dice si más cercana a tu casa, seguro que hay una a la vuelta de la esquina! Y si no…¿qué te parece si la creas tú? Se trata de: consumo local de productos ecológicos, sanos y no contaminantes.

El consumo consciente y con criterio es fundamental también si hablamos de moda. Esta industria es una de las que mayor impacto tiene sobre el medio ambiente. El reciclaje y la reutilización ayudan a amortiguar este impacto, reduciendo el consumo de materias primas destinadas a la fabricación de prendas nuevas. Por ejemplo, la fabricación de una camiseta de 250 gramos de algodón requiere 7.000 litros de agua y 500 gramos de productos químicos.

La prenda más sostenible y la que menor daño causa sobre el medio ambiente es la que ya está fabricada. ¿Cuántos mercados de ropa y decoración de segunda mano conoces? Seguro que más de uno, nosotros ya sabes que estamos cada mes en el Mercado de Motores, así que, ¡allí nos vemos!

Y por supuesto consume cosmética responsable, consciente, ecológica y vegana. Nuestra cosmética es respetuosa con el medio ambiente y con tu piel. Te contamos más de nosotros aquí

¡Imagínate el poder que tendríamos si todos remáramos a favor de nuestro entorno! ¡Plántate ante la injusticia ambiental en tu día a día! #Herberaseplanta

One thought on “4 consejos básicos para conseguir mejorar el mundo desde nuestro día a día

  1. Hola

    Esta genial tu articulo y hay demasiadas cosas que no sabía que me has
    enseñado, esta genial.. te quería reconocer el tiempo que dedicaste,
    con unas infinitas gracias, por enseñarle a gente como yo
    jejeje.

    Adios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *