como tratar el pie de atleta

Ahora que ya está aquí el verano y empezamos a usar chanclas, algunos de nosotros nos encontramos con la amarillenta y amarga sorpresa de tener pie de atleta, tiña del pie o más comúnmente denominados hongos.

Pueden aparecer entre los dedos (tiña interdigital) o el la planta de los pies, los talones o las caras laterales (tiña hiperqueratosa).

Si quieres aplicar un tratamiento natural para eliminar estos hongos que sea alternativo a los antifúngicos químicos, toma nota de estas plantas medicinales que tienen propiedades antifúngicas, antibacterianas y algunas también antiinflamatorias.

Estas plantas son la cebolla, el ajo, la canela de Ceilán, el aceite de árbol de té, el lemongrass (hierbalimón) y nuestro apreciado tomillo.

Os dejamos un cuadro resumen con la acción concreta de cada planta y cómo podéis prepararlos para tratar los diferentes tipos de hongos en los pies:

Planta medicinal Acción Preparado
Ajo (extractos) Antifúngica y antibacteriana Machacar un par de dientes de ajos y extenderlos en una gasa estéril. Aplicar este emplasto sobre la piel (siempre y cuando no tengas la piel sensible).
Cebolla (extractos) Antifúngica y antibacteriana Triturar una cebolla y aplicar en la zona afectada en forma de emplasto 2-3 veces al día.
Arbol de Té (aceite esencial) Antibacteriana, antiviral (herpes simple) y antifúngica. Diluido en aceite de almendras podemos aplicarlo 2-3 veces al día sobre la erupción cutánea.
Canelo de Ceilán (aceite esencial) Fungiestáticas y antibacterianas. Diluido en aceite de almendras podemos aplicarlo 2-3 veces al día sobre la erupción cutánea.
Clavo (aceite esencial) Antisépticas, antivirales y antifúngicas. Diluido en aceite de almendras podemos aplicarlo 2-3 veces al día sobre la erupción cutánea.
Lemongrass (aceite esencial de hierba limón) Antifúngicas Diluido en aceite de almendras podemos aplicarlo 2-3 veces al día sobre la erupción cutánea.
Tomillo (aceite esencial) Antibacterianas y antifúngicas. Diluido en aceite de almendras podemos aplicarlo 2-3 veces al día sobre la erupción cutánea.

Además de utilizar estas plantas medicinales por separado también podemos combinarlas para potenciar sus propiedades, preparando cremas o emulsiones, que se aplicaran, tras limpiar y secar bien la piel, de 2 a 3 veces al día.

Un remedio natural bastante eficaz es lavar los pies con vinagre de manzana, cada noche, permitiendo que el vinagre se seque en los pies. Si crees que te escuece demasiado, puedes diluirlo con un poquito de agua.

Te dejamos una receta con vinagre de manzana para el tratamiento de la tiña o pie de atleta:

  • 1/2 litro de vinagre de manzana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 100ml agua
  • aceite de árbol de té (5 gotas de aceite esencial).

Método de elaboración: Pela dos dientes de ajo y llévalos a ebullición durante 2-3 minutos. Filtra la infusión y déjala enfriar. Añádele el zumo de un limón, el vinagre de manzana y 5 gotas de árbol de té. Despúes lava tus pies con la mezcla dejándola secar al aire. Repite el ritual cada noche.

Prueba a hacerlo y cuéntanos tu experiencia!!

Si sirves a la Naturaleza, ella te servirá a tí. Confucio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *