cosmetica natural para embarazadas

¿Has oído hablar de los disruptores endocrinos?

Como nos cuenta el Dr. Nicolás Olea, médico y catedrático de la Universidad de Granada, Oncólogo del Hospital Clínico de Granada, director de Investigación del Hospital Clinico-Universitario San Cecilio y representante de España en la Comisión Europea sobre disruptores endocrinos, se trata de sustancias químicas, muchas de ellas contaminantes ambientales, que una vez dentro del organismo modifican el equilibrio de las hormonas.

Las hormonas, como bien se sabe, son mensajeros químicos que secretan los órganos y que son liberadas al torrente sanguíneo para llegar hasta los órganos diana de acción. Allí se acoplarán a receptores específicos desencadenándose el efecto hormonal deseado. Por ejemplo, la síntesis de testosterona se realiza en los testículos en los hombres, regulada por la hipófisis e hipotálamo según sus niveles en sangre y en el órgano diana producirá el desarrollo de los órganos sexuales y características sexuales secundarias (masa muscular, barba, cambios de voz…)

Estas señales químicas pueden ser bloqueadas, aumentadas, disminuidas por otro compuesto químico que mimetiza a la hormona, ocupando su lugar y compitiendo por el receptor de la hormona. El resultado de esta interferencia es la alteración del sistema hormonal, con consecuencias en el desarrollo neurológico, reproductor y trastornos del metabolismo. Todos estamos expuestos a sustancias químicas que pueden alterar nuestro sistema hormonal y causar numerosos problemas de salud de efectos irreversibles.

La investigación científica ha relacionado los disruptores endocrinos con un amplio abanico de enfermedades que incluye:

  • Salud reproductiva femenina (Pubertad precoz, cáncer de mama, disminución de la fecundidad/fertilidad).
  • Salud reproductiva masculina (Malformaciones en genitales de bebés, disminución de la calidad del semen, cáncer de testículo y próstata).
  • Trastornos del metabolismo (obesidad, diabetes).
  • Problemas cardiovasculares.
  • Alteraciones y enfermedades neurológicas (Perturbaciones del desarrollo neurológico y alteraciones conductuales, como Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, Autismo, etc, y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson).

Sus impactos también pueden ser perceptibles durante una generación o dos a pesar de nunca haber estado expuestos directamente a los disruptores. Por ejemplo Nicolás Olea, en sus más de 30 años de investigación sobre la evolución del cáncer de mama, recoge resultados sobre el análisis de placentas de las mujeres granadinas que dan a luz en el Hospital Clínico-Universitario de Granada. Tras estos estudios, se demuestra que el 99% de las placentas presentaba restos de DDT (prohibido desde 1986), ya que son químicos bioacumulables. También se detectaron bisfenol-a, organoclorados y organobromados presentes en el teflón y en el Goretex (aunque le tengamos tanto aprecio por su capacidad aislante, el Goretex es otro disruptor hormonal bioacumulable).

¿Dónde más están estos compuestos? Pues pueden formar parte de los envases, de la cosmética, de la ropa, de juguetes, materiales de construcción…hay más de mil sustancias identificadas como disruptores endocrinos. Algunos de estos químicos ya están prohibidos en la Unión Europea, pero otros no.  Es cierto que preocuparnos por las sustancias tóxicas que nos rodean es desagradable y a veces difícil de solucionar. Sin embargo, ser conscientes de ello es el primer paso para buscar alternativas más saludables.

En el caso de la cosmética, esta problemática tiene fácil solución: la cosmética natural y ecológica.

 

Algunos de los ingredientes de la cosmética convencional que actúan como disruptores endocrinos son los ftalatos, los parabenes, el formaldehido, los conservantes BHA y BHTSi quieres saber más sobre estas sustancias, cómo identificarlos en las etiquetas de los cosméticos y algunos de los estudios que avalan sus efectos perjudiales sobre la salud, visita nuestro enlace:  http://www.herbera.es/blog/que-contienen-los-cosmeticos-convencionales/

Puedes obtener mas información en la página web:  https://libresdecontaminanteshormonales.wordpress.com

y a través de la campaña europea www.edc-free-europe.org  realizada para sensibilizar a los ciudadanos sobre los daños para la salud de los disruptores endocrinos.

Identifica estas sustancias tóxicas en las etiquetas de tus cosméticos y no las consumas. Elige sustancias naturales y seguras para ti y para los tuyos.

 

Referencias bibliográficas:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *