certificado PETA cruelty-Free and Vegan

Aparentemente la experimentación con animales para probar cosméticos y la toxicidad de sus ingredientes es cosa del pasado. Sin embargo todavía hay mucho por hacer, a pesar de las leyes y de la presión social, más de 100 millones de animales sufren experimentos en todo el mundo para testar productos cosméticos, ya que hay países que no sólo no lo prohíben si no que lo exigen.

La esperada prohibición

En la UE, la prohibición de probar en animales productos cosméticos acabados,  entró en vigor por fin en septiembre de 2004  y en marzo de 2009 se prohibió el test de ingredientes. La segunda fase de esta esperada prohibición, se implantó en 2013 y afecta a todos aquellos productos que tuvieran que realizar pruebas de toxicidad. Esta fase cuenta con 10 años de prórroga para que se implante, por lo que hasta 2023 se pueden seguir realizando algunas de estas prácticas.

En otros países como EE.UU, Canadá o Nueva Zelanda están iniciándose estos trámites para la prohibición total, aunque pasarán años hasta que sea efectiva.

¿En qué consisten estos test en animales?

Todavía hay mucha gente que cree que testar en animales cosmética, es probar una crema en su piel, nada más lejos de la realidad. Son autenticas torturas de días y días en las que les provocan irritación en la piel o en los ojos, envenenamiento, daños mutagénicos… muchos de ellos mueren. De hecho, los estudios finalizan cuando muere el 50% de la población sujeta al estudio. Así se calcula la Dosis Letal 50 de una sustancia (DL50). En el año 2012 una activista respaldada por Humane Society International (www.hsi.org) se sometió públicamente a las pruebas que habitualmente se hacen a los animales para probar la toxicidad de la cosmética convencional. El resultado fue una enorme campaña de concienciación y un video que dio la vuelta al mundo por su evidente crueldad.

¿Son estos test fiables?

El uso de animales para probar si un producto puede ser irritante, tóxico, venenoso o cancerígeno resulta poco fiable, ya que en realidad hay sustancias que no afectan a los animales pero han resultado nocivas para el ser humano. En muchos de estos experimentos, el resultado es que la toxicidad del producto es aceptable para el ser humano. Y aquí surge la pregunta obvia: ¿queremos consumir productos que tienen una toxicidad “aceptable”? ¿no sería más lógico que la cosmética estuviera libre de tóxicos?  Si no consumiéramos productos cosméticos con tóxicos, ni se testaría en animales, ni tendríamos en nuestro organismo ingredientes que suponen un riesgo para la salud.

Los movimientos Cruelty Free y Toxic Free están suponiendo un cambio en la industria. No solo para hacerla más sensible a una práctica totalmente inhumana, sino para hacer que sea más segura y saludable.

Principios Herbera

En Herbera no sólo estamos en contra de la  experimentación en animales, si no que nos declaramos enemigos de cualquier tipo de crueldad contra ellos, también en los procesos de extracción de ciertos ingredientes. Por eso además de Cruelty Free, Toxic Free y Bio, somos cosmética Vegana, formando parte de la lista de compañías cosméticas libres de crueldad y avalados por la Certificadora (PETA) People for the Ethical Treatment of Animals. Porque no es necesario que otros sufran por nuestro bienestar y porque queremos ser respetuosos con tu piel al mismo nivel que lo somos con el resto del planeta.

#herberaseplanta

Referencias:

2 thoughts on “La verdad sobre los test en animales para cosmética

  1. Buenas

    Muy motivante tu redacción y hay demasiadas cosas que
    no conocía que me has enseñado, esta maravilloso..
    te quería reconocer el espacio que dedicaste, con unas infinitas gracias, por instruir a personas como yo jejeje.

    Besos, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *