Cosméticos sin Parabenes

Parece obvio que alimentarnos de forma sana mejora nuestra calidad de vida y repercute en nuestro pronóstico de salud. Pero a veces pasa desapercibido que es igual de importante pre-ocuparnos de lo que ponemos sobre nuestra piel como de lo que ingerimos. De nada nos sirve alimentarnos con productos ecológicos y bio cuando no prestamos atención a lo que ponemos sobre nuestra piel.

La industria cosmética utiliza un sinfín de sustancias tóxicas que se absorben a través de la piel y llegan a sangre. Su exposición o uso continuado tiene efectos nocivos sobre la salud. Algunos de estas sustancias son los parabenes, los perfumes sintéticos, los derivados del petróleo o el formaldehido. Para indentificarlos en la etiquetas es importante saber cómo funciona el INCI o nomenclatura internacional de ingredientes cosméticos. En ellas, los diferentes componentes de un cosmético van enumerados según su concentración en orden decreciente.

En Herbera Biocosmética todos los nuestros ingredientes son de origen natural y la mayor parte proceden de la agricultura ecológica, libre de químicos.

COMPUESTOS QUÍMICOS CONTROVERTIDOS POR SUS EFECTOS SOBRE LA SALUD:

PARABENES

Los parabenes, se utilizan ampliamente como conservantes en la industria cosmética y farmacéutica. Estos compuestos son usados principalmente por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

Han sido identificado en distintos estudios como un estrogénico culpable de interrumpir la función hormonal (disrruptores endocrinos) acelerando el crecimiento de cáncer de mama.  Harvey, y col. (2004).

Podemos identificarlos en las etiquetas como metilparaben, etilparaben, propylparaben, isobutilparaben, butilparaben y parahidroxibenzoato de alquilo.

DERIVADOS DEL PETRÓLEO: PARAFINA LÍQUIDA, CERAS Y ACEITES MINERALES

Los derivados del petróleo son utilizados como base de pomadas y cremas ya que a la industria cosmética le sale baratísima y además recién aplicada la piel luce lisa y sedosa. Lo que ocurre es que la vaselina y aceites minerales tapan los poros e impide que la piel traspire, extraen la humedad de la piel y la terminan resecando. Además impiden que se eliminen los tóxicos, apareciendo con su utilización problemas de acné o dermatitis.

En el INCI las podemos detectar bajo las denominaciones -mineral oil, paraffinum, petrolatum, paraffinum liquidum, ozokerite, vaseline, etc.

FTALATOS

Los ftalatos (en etiquetas aparecen como DEP, diethyl phtalate (ftalato de dietilo) son un grupo de compuestos químicos empleados como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad).

En cosmética los encontramos en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo y desodorantes.  En el organismo pueden interferir en el sistema endocrino estimulando, bloqueando o neutralizando las reacciones fisiológicas en las que intervienen las hormonas (disruptores endocrinos) con las consecuencias derivadas de esto. Concretamente a los Ftalatos se les relaciona con daños en los sistemas reproductor y endocrino (Gray, L.E. y col., 1999)  así como con un aumento del riesgo de padecer asma y cáncer.

Así al menos consta en algunos estudios como, por ejemplo, en el realizado el año 2004 por un equipo de investigación Sueco-Danés que encontró una gran relación existente entre las alergias en niños y los ftalatos DEHP y BBzP y  el realizado por la Universidad de Rochester (Estados Unidos) que señala que la exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebés varones (Lottrup G, y col., 2006) otros estudios han demostrado que  en grandes cantidades son tóxicos para riñones, hígado, pulmones.

FORMALDEHIDO:

Se utiliza como conservante en la formulación de cosméticos y champus.  Es carcinogénico y lo puedes identificar en las etiquetas bajo los nombres: quaternium-15, 2-bromo-2nitropropane-1, 3-diol, DMDM hidantoina, imidazolina urea, diazolidinil urea, tris(hidroximetil)-nitrometano y 5-bromo-5nitro1,3-dioxane.

En el 2004 la organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) declararon que el formaldehido es carcinogénico para las personas. (IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans: Formaldehyde, 2-Butoxyethanol and I-tert-Butoxy-2-propanol -Vol. 88, 2-9 June 2004).

Niveles bajos pueden producir irritación a la piel, los ojos, la nariz y la garganta. La gente que sufre de asma es probablemente más susceptible a los efectos de inhalación de formaldehido.

TRICLOSÁN

El triclosán es un potente agente antibacteriano y fungicida. Está presente en muchos productos cosméticos (jabones, desodorantes, pastas de dientes, colutorios, etc.). Se ha asociado a dermatitis de contacto, o irritación de la piel ( Durbize E. y col. 2003; Strer E.,y col. 2004; Wong, C.M. y col. 2001; Perrenoud D. y col. 1994), dermatitis fotoalérgica de contacto (Durbize, 2003)  y reacciones inmunotóxicas y neurotóxicas (Stafford J.,1997).

LAURIL SULFATO SÓDICO

Es un compuesto tensoactivo iónico, que se utiliza como agente limpiador por sus propiedades espumantes en diversos productos de higiene personal, como pasta de dientes, champú y jabones de baño.

Sus efectos de toxicidad aguda incluyen irritación de la piel, ojos, membranas mucosas, tracto respiratorio superior y estómago.

DIETANOLAMINA

(DEA, diethanolamine). Usada como tal o en forma de diversos derivados, como emulsionante o espumante. Cancerígena.

PERFUMES SINTÉTICOS

No sólo son los causantes de la mayoría de las irritaciones y reacciones alérgicas que producen los cosméticos. También, debido a su exposición al sol, son los causantes de muchas de las manchas que aparecen en la piel.

BUTILHIDROXIANISOL (BHA) y BUTILHIDROXITOLUENO (BHT)

Son conservantes y antioxidantes sumamente utilizados en la industria cosmética. Ambas sustancias pueden causar reacciones alérgicas, interferir con las funciones hormonales y favorecer el crecimiento de tumores.

Estas sustancias y muchas otras derivadas de la industria química se encuentran en la leche materna y en placentas, lo que indica su descontrolado uso. Además alertamos que hasta ahora los estudios existentes, han analizado los efectos a corto y largo plazo del uso continuado cada una de estas sustancias químicas (que aunque los estudios avalan su toxicidad, la industria química defiende su uso). Pero todavía no sabemos los riesgos que corremos al estar expuestos a varias de estas sustancias a la vez.

Los efectos de estas sustancias pueden causar daños irreversibles en el organismo y pueden que no se manifiesten hasta la edad adulta, pero su exposición o uso continuado no tiene sentido cuando pueden ser sustituidas por otras que no pongan en compromiso nuestra salud.

Identifica estas sustancias tóxicas en las etiquetas de tus cosméticos y no las consumas. Elige sustancias naturales y seguras para ti y para los tuyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *