Llega el momento que todas estábamos esperando ¡las vacaciones!. Es hora de hacer la maleta, y si tu intención es la de llevar lo mínimo posible y que tu maleta entre en el coche, en al avión o en el porta-equipajes de la bici, te contamos cuales son nuestros imprescindibles. Tanto si vas a la playa como a la montaña con estos tres productos naturales estarás cubierta estas vacaciones. ¡No habrá maleta que se te resista!

  1. Con Soleá, nuestra protección solar natural, estarás protegida de los rayos UVB y UVA con un SPF30. Formulada con filtros 100% minerales (no nano) y vegetales o biológicos, como son la frambuesa, el olivo y la manteca de karité. También absorben la luz UVB y evitan la formación de los radicales libres, actuando como potentes antioxidantes que ayudan a frenar el envejecimiento de la piel.

¿Sabes cuales son sus principales beneficios?

Los filtros minerales (óxido de zinc y dióxido de titanio) ambos no-nano, crean una película sobre tu piel que actúa como un espejo reflejando los rayos del sol e impidiendo así que penetren en tu piel. Así no tendrás que preocuparte de del impacto de los tóxicos en tu organismo ni en la naturaleza.

Es vegana y enriquecida con aceite de semilla de frambuesa, un preciado filtro biológico que presenta un alto contenido en tocoferoles naturales (vitamina E) y ácidos grasos esenciales, lo que hace que sea un potente antioxidante y antiarrugas protegiendo la piel del daño celular producido por los rayos solares. También es rico en en vitamina A, (Retinol natural) lo cual además de nutrir la piel y combatir la sequedad y las descamaciones, favorece la eliminación de las células muertas, y mantiene la piel siempre revitalizada, aportándole flexibilidad.  Sus propiedades anti-inflamatorias y calmantes hacen que sea adecuado para pieles sensibles o problemáticas.

En cuanto al regaliz, presenta propiedades antimanchas, cuyo mecanismo de acción es la inhibición de la enzima tirosinasa, así como una ligera acción reductora de la melanina y sus precursores coloreados. Además es un potente antioxidante, actúa inhibiendo la formación de radicales libres y también destaca por su acción antiinflamatoria, por vía tópica se recomienda para calmar la piel tras la exposición al sol.

Su textura es muy fluida y no deja rastro blanco así que no tendrás que preocuparte por parecer copito de nieve en la playa. En “Organics Magazine” dicen que Soleá es uno de los solares más mate que han probado jamás, así que tampoco tendrás que preocuparte por los dichosos brillos. Puedes leer su reseña “Solares sin tóxicos para todas las necesidades y ocasiones” aquí https://organics-magazine.com/solares-sin-toxicos/


2. La limpieza facial es un paso de nuestra rutina que no podemos saltarnos ni en vacaciones. La acumulación de cloro, sal, sudor, protección solar o contaminación hace imprescindible que nos desmaquillemos a diario, aunque no usemos maquillaje. El Agua Micelar de Rosa de Damasco limpia de manera muy suave y tonifica sin resecar de un sólo paso.

agua micelar orgánica piel sensibleLos días de mucho calor puedes guardarla en la nevera ¡te refrescará y tu piel notará la diferencia!


3. El aceite Facial Bioactivo es una mezcla de de aceites vegetales y esenciales puros, todos orgánicos, que nutren y reparan, devolviendo la belleza y luminosidad propias de tu piel. Si vas justa de equipaje puedes usarla como un dos en uno de hidratante y serum, aportando la hidratación necesaria para tu piel después de un día de sol. Tres gotas serán suficientes para nutrir tu cabello.serum antienvejecimiento

¿Es o no el kit cosmético perfecto para acompañarte en tus viajes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *