El acné es una de las patologías más frecuentes de la piel, es de carácter inflamatorio y afecta a las glándulas productoras de sebo. Hay muchos tipos de acné, pero lo más frecuente es que aparezca cuando por algún motivo aumenta la secreción de sebo. Cuando esto ocurre es muy fácil que se obstruyan los folículos que conectan las glándulas sebáceas con los poros. Al obstruirse se produce una acumulación de sebo y de células muertas, sin embargo la producción de sebo continua, por lo que el folículo se ensancha, así aparecen los puntos blancos que al oxidarse con el aire se convierten en los temidos puntos negros. Al no tener oxígeno se ve alterada la flora bacteriana de la piel, y así crece a sus anchas la bacteria Propionibacterium acnés que libera sustancias inflamatorias dando lugar a los granitos y espinillas propios del acné.

Las razones por las que se inicia ese aumento de producción de sebo pueden ser variadas: las más frecuentes son las razones hormonales, pero también la alimentación, algunos medicamentos, malas prácticas cutáneas, o productos de belleza que no le sientan bien a tu piel pueden provocar la aparición del acné.

Uno de los errores más frecuentes que cometen las personas propensas a tener acné, es no hidratar su rostro con ninguna crema ni aceite. Una piel deshidratada no es igual a una piel libre de granitos. La limpieza y la hidratación de tu rostro son siempre fundamentales para lucir una piel sana, la clave está en qué productos usamos y por supuesto en  cuando, cuánto y cómo. Hoy te damos algunos consejos para combatir el acné sin descuidar la hidratación de tu piel.

1. CUIDA TU ALIMENTACIÓN

Como en casi todo lo que se refiere a  salud, la alimentación es totalmente clave para conseguir una piel libre de acné. Ya te imaginarás que los fritos, los procesados y los dulces son tu peor enemigo, sin embargo hay 3 elementos que debes  procurar que siempre estén en tu dieta: la clorofila, el zinc y el omega 3. La clorofila la encuentras en los alimentos de hoja verde, como espinacas, brócoli y lechugas, esta sustancia ayuda a limpiar de bacterias nocivas todo tu organismo, incluida la piel y además estos vegetales, son grandes antioxidantes lo que le viene muy bien a la células cutáneas.  Por otro lado, todos los alimentos ricos en zinc ayudarán a regular el exceso de sebo, que como hemos visto es la primera causa de la aparición del acné, además el zinc también te ayudará contra el envejecimiento prematuro y la cicatrización. Lo encuentras en las legumbres, en las nueces y en los cereales y tubérculos. Por último, el omega 3 también es un gran regulador de la producción de sebo y además  favorece la elasticidad de la piel, está presente en pescados azules, en la yema de huevo, en la soja y en las semillas de chía.

2. LIMPIA TU ROSTRO

Es fundamental la limpieza diaria de la piel, para ayudar a los poros a hacer su función de liberar de toxinas la epidermis. Pero cuidado, no frotes tu piel en exceso, ni te pases el día lavándote con jabón. Con dos veces al día será suficiente y te recomendamos que uses productos naturales y suaves, que no agredan tu piel, porque si no provocarías el efecto contrario. Usa por la mañana y por la noche nuestra  AGUA MICELAR ROSA DE DAMASCO, limpiarás y purificarás tu piel de una manera natural gracias al hidrolato de rosas ecológico que limpiará tus poros sin resecar, por lo que no provocará que tus glándulas generen más sebo.

3. HIDRATA TU PIEL CADA MAÑANA

Te aconsejamos que hidrates tu piel una vez al día. Si por la noche usas el AGUA MICELAR DE HERBERA, no hace falta que uses una hidratante de noche, deja a tu piel respirar. Sin embargo, por la mañana tu piel necesitará esa hidratación extra y que además te servirá de protección durante el día, después de  la ducha y el agua micelar, te recomendamos que uses NUESTRO FLUIDO FACIAL DE BARDANA Y COMINO NEGRO, hidrata sin dejar brillos, ayuda a regular el exceso de sebo gracias al aceite de jojoba que es un gran reequilibrante y conseguirás una acción antibacteriana gracias al comino negro y a la bardana.

4. USA MASCARILLAS

Una vez a la semana es bueno que esa limpieza sea más profunda. Para ello te recomendamos el uso de una mascarilla. Pero ojo, siempre de ingredientes naturales y asegurándote que son apropiados para tu piel. Para las pieles con tendencia acneica es ideal  el carbón de bambú y el árbol de té. El primero absorbe impurezas y toxinas y además es seborregulador y el segundo tiene magnificas propiedades antibacterianas. Juntos son infalibles, por eso los hemos unido en una de nuestras nuevas mascarillas que podrás probar a partir del 3 de septiembre, la BOTANIK MASK DETOX.

5. HIDRÁTATE TAMBIÉN POR DENTRO

Una buena hidratación de la piel pasa inevitablemente por una hidratación óptima de tu organismo. En otras palabras, bebe mucha agua. El mínimo son 2 litros, pero si bebés más, mucho mejor. No sólo te lo agradecerá la piel de tu rostro, las digestiones, la función renal, tu cabello….también lo harán. El agua es vida, no lo olvides.

 6. NO TOCAR

Como si estuvieras en un museo, la piel de la cara cuanto menos la toques mejor. La posible suciedad que podamos tener en nuestras manos pasaría a los poros del rostro y ya sabemos que la suciedad provoca infecciones y con ello, la aparición de granitos. El pelo también es mejor que se mantenga alejado del rostro todo lo que sea posible, porque también aporta grasa y toxinas.

7. FELICES SUEÑOS

¿No lo habías notado? Una mala noche y al día siguiente tu piel está mucho peor. La falta de sueño, provoca un aumento de las hormonas del estrés, que a su vez conlleva un aumento de la inflamación y una disminución de la protección natural de la piel. La falta de sueño despoja a tu organismo de la capacidad de autorregularse y aumenta la sensibilidad cutánea. Así que, ¡haz lo que esté en tu mano para dormir como un tronco!

 

One thought on “7 consejos para mantener una piel hidratada y sin acné

  1. Buen contenido el que ofrecéis. Estamos bien aconsejadas y bellas gracias a consejos así. Siempre se aprende algo nuevo y diferente. un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *